Organizados por el IRTA con Zoetis, compañía líder en salud animal, como co-organizador, reflejo de su apoyo al sector porcino en general, y al ibérico en particular.

Castilla y León recibió 19 galardones repartidos entre ocho granjas de la comunidad. En concreto, cinco granjas vallisoletanas consiguieron 13 estatuillas Porc d’Or Ibérico (cuatro oros, cinco platas y cuatro bronces); mientras que tres explotaciones segovianas obtuvieron seis premios en total (cuatro otros, una plata y un bronce).

Por otro lado, Extremadura recibió ocho premios (un oro, tres platas y cuatro bronces) que fueron a parar a seis explotaciones de Badajoz.

Organizados por el IRTA, y motivados por las propias empresas del sector, los premios han contado con la co-organización de Zoetis, compañía líder en salud animal que acompaña a los premios Porc d’Or del cerdo de capa blanca desde sus inicios en 1994, y ha querido estar presente también en la primera edición de estos nuevos galardones. Además del apoyo local del Ayuntamiento de Zafra, y de la Asociación Interprofesional del Cerdo Ibérico (ASICI).

Valladolid se alzó con el Porc d’Or Ibérico con Diamante

La gran protagonista de la noche fue la vallisoletana Granja La Mejorada, de la empresa Agrocesa – Grupo Vall Companys, situada en Olmedo, que se alzó con el máximo galardón, el premio especial Porc d’Or Ibérico con Diamante. Este premio se concede a la explotación considerada como la mejor de entre todas las nominadas de cualquier categoría. Para ello, el jurado analiza y valora cada uno de los criterios e índices globales de las explotaciones. Asimismo, tiene en cuenta el tamaño, equilibrio y estabilidad de la estructura demográfica de la explotación, así como criterios relacionados con las medidas de bioseguridad, higiénico-sanitario y de manejo, entre otros.

Granja la mejorada

Badajoz recibió el Porc d’Or Ibérico del MAPAMA

En el caso del premio especial Porc d’Or Ibérico del MAPAMA a “Sanidad, Bienestar Animal y Medio Ambiente”, fue a parar a Granja Morante, de Ingafood, en La Roca de la Sierra (Badajoz). El galardón reconoce aquella explotación que cumple y supera la legislación en materia de seguridad, sanidad, medio ambiente y bienestar animal. Pueden optar todas las granjas adheridas al BDporc-i, independientemente de si están o no nominadas en esta edición.

Granja Morante

Segovia reconocida con el Porc d’Or Ibérico a la Máxima Productividad

Además, Granja Valdisierro, de la empresa ICPOR Soria S.L., de Fresno de Cantespino (Segovia) recibió el premio especial Porc d’Or Ibérico a la Máxima Productividad Numérica, por sus 19,13 lechones destetados por cerda productiva y año.

Más de 400 profesionales del cerdo ibérico reunieron en Zafra

Fue una primera edición a la que asistieron más de 400 personas entre productores y técnicos de toda España, empresas y personalidades ligadas al sector porcino en general y al cerdo ibérico en particular, así como autoridades locales autonómicas y nacionales.

Entre los asistentes se encontraban: la consejera de Medio Ambiente y Rural, Políticas Agrarias y Territorio de la Junta de Extremadura, Begoña García; el alcalde de la ciudad de Zafra, José Carlos Contreras; el secretario general de Agricultura y Alimentación del Mapama, Carlos Cabanas; el presidente de la Asociación Interprofesional del Cerdo Ibérico (ASICI), Francisco Javier Morato; el director general del Institut de Recerca i Tecnología Agroalimentària (IRTA), Josep María Monfort; y el director general y vicepresidente de Zoetis Europa del Sur, empresa co-organizadora de los premios, Félix Hernáez.

Bases de los premios Porc d’Or Ibérico

Los premios Porc d´Or Ibérico tienen su base en el BDPorc-i (Banco de Datos de Referencia del Porcino Ibérico Español), gestionado por el IRTA y creada a iniciativa del propio IRTA, del MAPAMA y de Anprogapor, y se conceden a las granjas que remiten periódicamente sus datos al BDporc-i, atendiendo a los criterios de Nacidos Vivos (NV), Tasa de Partos (TP), y Productividad Numérica (PN). Además, las granjas aspirantes pertenecen a diferentes categorías, establecidas en función del número de cerdas en la explotación: 1ª categoría de 10 hasta 375 reproductoras, 2ª de 376 a 900 reproductoras, y 3ª más de 901 reproductoras.

Para esta primera edición, el BDporc-i analizó más de 50.000 reproductoras de explotaciones porcinas ibéricas repartidas por todo el territorio nacional, adheridas voluntariamente al BDporc-i.

De esta manera, seis granjas fueron nominadas en cada criterio técnico, otorgándose una estatuilla de oro, plata y bronce (para el primer, segundo y tercer clasificado, respectivamente) por cada criterio técnico a premiar (NV, TP y PN), en cada categoría (1ª, 2ª y 3ª), resultando en un total de 54 nominaciones y 27 estatuillas Porc d’Or Ibérico.

A estos 27 galardones hay que añadir los tres premios especiales: premio Porc d’Or ‘Ibérico’ con Diamante, para la explotación que en su conjunto sea considerada la mejor entre todas las categorías; premio Porc d’Or ‘Ibérico’ del MAPAMA a “Sanidad, Bienestar Animal y Medio Ambiente”; y el premio a la Máxima Productividad Numérica.

La deliberación de los premios se realiza a través de un jurado compuesto por personas de reconocido prestigio en el sector,