La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA) ha manifestado su optimismo, gracias a la ligera subida de precio de la carne de pollo en una de las mayores empresas de distribución de España. Se trata de una buena noticia que puede sentar las bases para «el comienzo de la recuperación» de de la crisis que lleva azotando al sector desde varios años, debido a una «reestructuración silenciosa» del mercado.

Desde la asociación agrícola, se ha pedido a las demás empresas de distribución que sigan este ejemplo, y suban el precio de la carne de pollo a 2,29 euros/kg. Este pequeño incremento en el precio de la carne de pollo «no supone una gran diferencia para el consumidor, pero sí para los ganaderos», por lo que desde UPA se asegura que esta medida «impulsará la supervivencia de muchas granjas, y en consecuencia, la soberanía alimentaria de España». 

Para entender el origen de esta crisis del sector, hemos de recordar que esta carne se suele usar como producto de reclamo, habiendo descendido su precio en los últimos años hasta llegar a los  2,18 euros/kg, repercutiendo negativamente en la rentabilidad para los avicultores.

UPA ha explicado que estos pocos céntimos de subida del pollo en los lineales de Carrefour“no suponen una gran diferencia para el consumidor pero sí para los ganaderos”. Desde la organización han declarado que esta medida “impulsará la supervivencia de muchas granjas y, de esta manera, la soberanía alimentaria de España”.

Fuente: UPA