El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, ha admitido la existencia de una «preocupación muy seria» por la situación actual de la Peste Porcina Africana (PPA) en Europa y ha señalado la necesidad de que las comunidades autónomas establezcan una comunicación para definir objetivos para el abordaje de este problema. 

Desde la notificación de un jabalí infectado con PPA en Bélgica en octubre de 2018, la preocupación del sector porcino por esta enfermedad ha ido en aumento, especialmente teniendo en cuenta que no existe ninguna vacuna eficaz que permita su control.

En relación a la creciente población de jabalíes en Galicia, Planas ha manifestado la necesidad de hacer un seguimiento más cercano de estos animales, principales portadores del virus en Europa.

Según ha indicado, el Gobierno en funciones está «haciendo todo lo posible» por encontrar una solución al problema y señala la necesidad de establecer «los umbrales» para poder garantizar la actividad de la caza, sin que haya una «proliferación excesiva de jabalíes», mediante la definición de objetivos comunes acordados por todas las comunidades autónomas.