El pasado 6 de julio, se llegó a un acuerdo que establece las nuevas condiciones de exportación de productos de porcino desde la UE hacia Japón.

Actualmente, los productos de porcino procedentes de la UE gozan de una gran acogida por parte del mercado nipón, debido a una reducción de su producción interna, habiéndose convertido Japón en el segundo país de destino más importante para la carne de cerdo europeo.

El actual régimen de importaciones japonés estipula un precio mínimo para los productos de porcino. Sin embargo, con la entrada en vigor de este nuevo acuerdo, se aplicará una reducción de las tarifas de importación para productos de porcino procedentes de Europa hacia Japón:

  • Durante los primeros 10 años del acuerdo, se eliminará el impuesto del 4,3% aplicado a la carne de cerdo de gran valor.
  • Se reducirán los impuestos aplicados a la carne de bajo valor durante el mismo periodo de tiempo, pasando de JPY 482/kg a JPY 50 /kg.
  • En función de los productos enviados, los exportadores europeos podrían beneficiarse de una reducción de hasta el 5-10% en los aranceles.

Por otro lado, los productos europeos tendrán un valor añadido, gracias al reconocimiento de la Denominación de Origen Protegida (DOP).

Fuente: research.rabobank.com