La facturación del sector porcino de capa blanca español se ha duplicado en los últimos 10 años gracias a las ventas al exterior, habiendo pasado de los 2.440 millones € en 2008 a los 5.080 millones € en 2017, lo cual supone un incremento del 108,16%.

Alberto Herranz, director de la Interprofesional del Porcino (Interporc) presentó los datos correspondientes al año 2017, en los que se observa un crecimiento significativo en la última década, de 1,23 millones de Tn hace una década hasta colocarse en los 2,05 millones de Tn actuales.

Las ventas experimentaron un repunte del 1,58% en volumen y un incremento del 13,08% en valor, mientras que el precio medio por Kg ha experimentado un incremento del 25,52% en estos 10 años, pasando de 1,97 a 2,48€.

En cuanto a los países de destino, en 2017 Francia pasó a ocupar el primer puesto en volumen de importación desde España (322.670 Tn), desbancando a China cuyo volumen de importación ascendió a 318.560 Tn. Italia Portugal y Japón ocupan los siguientes puestos como compradores de carne de cerdo de España.

Por otro lado destacar que en 2017, España ocupó el cuarto puesto en cuanto a volumen de producción, solo por detrás de China, EE.UU. y Alemania, el quinto puesto en lo que respecta al censo de ganado porcino, solo superado por China, EE.UU., Brasil y Vietnam, y el tercer país en cuanto a exportación, por detrás de EE.UU. y Alemania.

El balance comercial ha sido positivo, habiéndose obtenido un superávit de 4.564,2 millones €, lo cual supone un incremento del 13,07% con respecto al año anterior. 

Fuente: Efeagro