Ante la detección de un nuevo foco Peste Porcina Africana (PPA) en Bélgica, Francia reforzará su bioseguridad mediante una zona de «vacío sanitario».

En este sentido, el ministro de Agricultura de Francia, Didier Guillaume ha comunicado que se creará una franja de «vacío sanitario» en la frontera con Bélgica donde se abatirán todos los jabalíes con el fin de evitar la propagación del virus.

Tal y como ha señalado Guillaume en una entrevista, «Francia está indemne de peste porcina», pero su presencia en Bélgica «es un asunto gravísimo»,  por la posibilidad de que el virus cruce la frontera.

La puesta en marcha de esta medida surge tras el abatimiento el pasado 8 de enero de dos jabalíes infectados con el virus a 2,6 km de Francia, por lo que se tomó la decisión de crear una zona de vacío sanitario de 3 km de anchura a lo largo de la frontera se unos 20-40 km. 

En esta zona acotada, los cazadores y los agentes del Organismo Nacional de la Caza y de la Fauna Salvaje (ONCFS) organizarán patrullas para abatir los jabalíes y localizar cadáveres.

La zona estará delimitada mediante un vallado y se suspenderán las actividades forestales, extremando también las medidas de bioseguridad y vigilancia sanitaria en las granjas de la zona.