Los consumidores europeos son cada vez más exigentes con las condiciones de cría de los animales, por ello, cada vez más países se suman a la tendencia de producir huevos libres de jaulas. Por ello, las grandes superficies han terminado por incluir la venta de estos productos como parte de su estrategia para satisfacer la creciente demanda de huevos producidos fuera de jaula.

A este respecto, Stéphane Travert -Ministro de Agricultura de Francia- ha señalado que a partir de 2022, los huevos frescos que se encuentren en el mercado francés serán producidos al aire libre y no con gallinas en jaula.

Algunas cadenas de distribución francesas ya se han adelantado a la entrada en vigor de esta propuesta y ya solo venden huevos frescos producidos fuera de jaula. No obstante, la producción de huevos en jaula no se eliminará por completo en Francia, ya que seguirá abasteciendo a la industria de alimentos que incorporan ovoproductos.

Francia ocupa el primer puesto de producción de huevos en Europa, habiendo llegado a las 14.700 millones de unidades en 2015. En la actualidad, el 68% de las 47 millones de gallinas ponedoras se alojan en jaula, el 25% está en corrales con acceso al exterior y el 7% se cría en suelo pero sin acceso al exterior.

Si se compara con los países vecinos donde la media de aves criadas en batería es del 56%, Francia aun tiene más por hacer.

Fuente: Agencia EFE