El nuevo esquema de certificación gestionado por el IRTA establece un reglamento común para que diferentes entidades de certificación puedan operar bajo las mismas premisas con los protocolos basados en Welfare Quality.