Rabobank, en su informe sobre las perspectivas del mercado de proteína animal, augura un crecimiento continuo y un incremento en la competitividad.